Vision artificial para controlar el avance de proyectos de edificación

La ingeniería civil, especialmente en el ámbito de edificación, es una de las áreas más estresantes para el seguimiento de obra. A medida que aumenta la complejidad del diseño arquitectónico y su tamaño, es más difícil estar al tanto de los avances, conformidad con especificaciones, ritmo de trabajo, cumplimiento de plazos, etc. Para simplificar estas tareas, la firma Doxel ha desarrollado una aplicación de control de obra basada en algoritmos de inteligencia artificial.

La idea es simple, aunque terriblemente compleja de aplicar. Partiendo del modelo tridimensional de un sistema de información BIM, un pequeño robot recorre la zona de trabajo mediante un sistema de visión artificial que le permite dos cosas: moverse por el entorno y comparar el estado real de la obra con los datos que constan en el plano digital y el plan de ejecución. Incluso es posible combinar el trabajo del robot con un dron que recorra las zonas menos accesibles o en las que no haya apoyo, como voladizos o estructuras colgantes. La información recogida sirve para generar informes de progreso y conformidad, ya que el sistema también controla la calidad de ejecución.

Cada elemento en sí mismo tiene su complejidad: los sistemas BIM revolucionaron el concepto CAD hace unos años, los robots autónomos llevan años recorriendo oleoductos y otras instalaciones para detección de averías, los sistemas de visión artificial han progresado enormemente espoleados por la promesa del coche autónomo. Combinar todos estos recursos en un solo sistema que permita disfrutar de informes continuamente actualizados puede ser una gran ayuda. Queda por ver la eficacia del sistema y cómo puede convivir el robot con las cuadrillas de trabajo, especialmente en proyectos con turnos de 24 horas.

Más información: BusinessWire.